Reunión anual de l. a. American Society of Medical Oncology de 2023: Añadir durvalumab y olaparib al tratamiento retrasa el crecimiento del cáncer de ovario

El tema de l. a. Reunión Anual de l. a. American Society of Medical Oncology (Asociación Estadounidense de Oncología Clínica) 2023 (en inglés) es Unión con el paciente: l. a. pieza clave de l. a. investigación y l. a. atención oncológica. Del 2 al 6 de junio, investigadores y médicos clínicos de todo el mundo especializados en cáncer se reunirán en Chicago, Illinois, y también en línea, para analizar l. a. investigación más reciente y l. a. manera de garantizar que todas las personas reciban l. a. atención oncológica que necesitan.

EN ESTA PÁGINA

Uno de los estudios que se presentarán hoy analiza l. a. mejora del tratamiento para el cáncer de ovario en estadio avanzado: 

L. a. adición de durvalumab y olaparib al tratamiento estándar retrasa l. a. progresión del cáncer en las personas con cáncer de ovario en estadio avanzado 

¿A quién afecta este estudio? Personas con cáncer epitelial de ovario, de grado alto, avanzado y de diagnóstico reciente que no presentan mutación de BRCA

¿Cuáles fueron los hallazgos de este estudio? El ensayo clínico de fase III DUO-O (en inglés) reveló que l. a. adición del fármaco de inmunoterapia durvalumab (Imfinzi) y del fármaco de terapia dirigida olaparib (Lynparza) al tratamiento estándar para las personas con cáncer epitelial de ovario, de grado alto, avanzado y de diagnóstico reciente sin mutación de BRCA retrasó l. a. progresión del cáncer y redujo su riesgo de muerte. 

El cáncer epitelial constituye entre el 85 % y el 90 % de los cánceres de ovario. Más de dos tercios de las personas con cáncer de ovario reciben un diagnóstico de enfermedad avanzada, que puede crecer y extenderse rápidamente. El tratamiento estándar exact para las personas con enfermedad avanzada es l. a. quimioterapia combinada con el fármaco de terapia dirigida bevacizumab (Avastin), seguido de terapia de mantenimiento con bevacizumab. El bevacizumab es un tipo de terapia dirigida llamada terapia antiangiogénica que funciona deteniendo el proceso de generación de nuevos vasos sanguíneos y “privando” al tumor de los nutrientes que aportarían esos vasos sanguíneos. L. a. terapia de mantenimiento consiste en el tratamiento administrado para reducir el riesgo de recurrencia o para retrasar el avance del cáncer. 

Durvalumab es un tipo de inmunoterapia que actúa sobre l. a. PD-1, lo que permite que el sistema inmunitario encuentre y ataque mejor al cáncer. Olaparib es un tipo de terapia dirigida conocido como inhibidor de l. a. poli ADP-ribosa polimerasa (PARP) que puede desacelerar o detener el crecimiento del tumor al bloquear una enzima que participa en l. a. reparación del ADN dañado. Se han usado los inhibidores de l. a. PARP como el olaparib para mujeres con cáncer de ovario con una mutación de BRCA, y se ha demostrado que los inhibidores de l. a. PARP son eficaces en personas con una deficiencia de recombinación homóloga (DRH). El cáncer con DRH presenta dificultades para reparar el daño del ADN.

Las personas cuyo cáncer tiene DRH suelen tener mejores resultados que aquellas cuyo cáncer no tiene DRH. En este estudio, los investigadores querían saber si l. a. adición de durvalumab y olaparib al tratamiento estándar para las personas con cáncer de ovario avanzado podría ayudar a retrasar l. a. progresión del cáncer, independientemente de si el cáncer tenía DRH. 

Este estudio internacional incluyó a 1,130 personas con cáncer epitelial de ovario, de grado alto, en estadio III o IV, sin mutación de BRCA. Los participantes ya habían recibido o tenían previsto recibir una cirugía y un ciclo de quimioterapia con o sin bevacizumab. Casi el 40 % de los participantes presentaban cáncer con DRH. Para el segundo ciclo de tratamiento, se asignó aleatoriamente a los participantes del estudio para recibir 1 de los 3 tratamientos: 

  • Grupo de tratamiento 1: Tratamiento estándar exact de quimioterapia con bevacizumab seguido de terapia de mantenimiento con bevacizumab (378 participantes) 

  • Grupo de tratamiento 2: Quimioterapia con bevacizumab y durvalumab seguida de terapia de mantenimiento con bevacizumab y durvalumab (374 participantes) 

  • Grupo de tratamiento 3: Quimioterapia con bevacizumab y durvalumab seguida de terapia de mantenimiento con bevacizumab, durvalumab y olaparib (378 participantes) 

El estudio reveló que las personas que recibieron tratamiento en el grupo 3 experimentaron un retraso significativo en el avance del cáncer en comparación con los del grupo 1, incluidos aquellos cuyo cáncer no tenía DRH. El tratamiento en el grupo 3 retrasó el avance del cáncer durante una mediana de 37.3 meses, en comparación con los 23 meses del grupo 1 para aquellas personas cuyo cáncer tenía DRH. En todos los participantes, el avance del cáncer se retrasó durante una mediana de 24.2 meses en el grupo 3 frente a 19.3 meses en el grupo 1. L. a. mediana es el punto medio, lo que significa que l. a. mitad de los participantes experimentaron una progresión del cáncer de manera temprana y l. a. otra mitad lo experimentó más tarde.

A los 18 meses, entre aquellos participantes cuyo cáncer tenía DRH, el 84 % de los participantes del grupo 3 no había experimentado avance del cáncer en comparación con el 69 % de los del grupo 1. A los 18 meses, en todos los participantes, el 71 % de los del grupo 3 no había experimentado avance del cáncer en comparación con el 55 % de los del grupo 1.

En basic, l. a. adición de durvalumab y olaparib al tratamiento estándar redujo el riesgo de muerte en un 51 % para los pacientes cuyo cáncer tenía DRH y en un 37 % para todos los participantes en comparación con los que recibieron el tratamiento estándar. 

Los investigadores encontraron retrasos más prolongados en l. a. progresión del cáncer entre los participantes que recibieron el tratamiento del grupo 2 en comparación con los resultados del grupo 1, pero no hubo suficiente evidencia para demostrar que el régimen de tratamiento fuera más eficaz que el del grupo 1. Los investigadores seguirán observando a estos participantes para determinar si el tratamiento del grupo 2 es más beneficioso que el tratamiento estándar exact.

Las tasas de efectos secundarios graves fueron similares en los 3 grupos de tratamiento, donde el 34 % del grupo 1, el 43 % del grupo 2 y el 39 % del grupo 3 experimentaron efectos secundarios graves. 

¿Qué significa esto para los pacientes? L. a. adición de durvalumab y olaparib al tratamiento estándar para las personas con cáncer epitelial de ovario, de grado alto, en estadio avanzado, recién diagnosticado, que no tengan una mutación de BRCA puede ayudar a retrasar l. a. progresión del cáncer y a reducir el riesgo de muerte, lo que incluye a aquellas personas cuyo cáncer no tenga DRH. 

“Aunque últimamente hubo avances para los pacientes con cáncer de ovario avanzado, sigue existiendo una necesidad no cubierta. Los resultados de nuestro ensayo proporcionan evidencias alentadoras de que podemos encontrar nuevos abordajes terapéuticos para pacientes con enfermedad avanzada”. 

— Philipp Harter, MD, PhD
Evangelische Kliniken Essen-Mitte Medical institution
Essen, Alemania 

 

Volver arriba

Manténgase informado

Visite el weblog de Most cancers.Web cada día de l. a. reunión para conocer más aspectos científicos destacados de l. a. reunión anual de l. a. American Society of Medical Oncology de 2023 y cómo l. a. nueva investigación afectará l. a. atención de los pacientes. También puede mantenerse al día con las noticias de l. a. reunión siguiendo a Most cancers.Web en Fb y Twitter, donde puede seguir el hashtag #ASCO23.

¿Le gusta lo que leyó aquí en Most cancers.Web? Regístrese para recibir nuestro boletín electrónico Within Most cancers.Web mensualmente.

Share Us

Inquiry Now